Artículos

BENEFICIOS DEL AGUA EN NUESTRA PIEL

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, pero a la vez uno de los más sensibles, factores rutinarios como el contacto con lociones, medicamentos, dietas, lavados excesivos o incluso el estrés pueden dejarla seca e incluso agrietada. Además, con los cambios climáticos que estamos viviendo actualmente tanto si es demasiado frío como demasiado calor, resecan nuestra piel y la dejan tirante y dañada. Esta sequedad se debe a que el estrato córneo está dañado y no puede realizar correctamente su función de barrera. La capa más externa de la epidermis está formada por corneocitos, células que contienen proteínas de queratina, lo que proporciona a la piel una mayor flexibilidad e hidratación. Los corneocitos también ayudan a retener el agua en la piel (ayudados por los lípidos intercelulares) gracias al Factor Natural de Hidratación (FNH). En otras palabras, el aspecto seco y dañado se debe a la acumulación de células muertas en la capa externa de la piel.
Por tal motivo es de vital importancia la utilización de agua en nuestra piel, además de utilizar dermocosméticos adecuados que ayuden a retener y aumentar la hidratación cutánea harán de esta una terapia beneficiosa. Una de las preguntas más frecuentes que me hacen es, que es mejor utilizar agua caliente o fría para la limpieza del rostro; Mi recomendación siempre es utiliza agua fría y aquí enumero sus beneficios:

• Cuando se aplica agua fría sobre la piel, se despierta y estimula la circulación en todo el sistema, beneficiando el aporte de oxígeno a tus células, se limpia tu piel, se abren y relajan los poros y por medio de este proceso, las impurezas se liberan a través de la piel.

• A medida que el agua fría estimula las células de la sangre en el sistema, los capilares inundan los tejidos y estos a su vez limpian la acumulación de desechos y toxinas, que puede causar problemas de salud como el acné y otros.

• Hidrata el rostro proporcionándole un aspecto luminoso y fresco.

• Ayuda a eliminar el brillo de la zona T, ya que regula las secreciones sebáceas.

• El agua es útil para dar firmeza a la piel, lo único que se debe hacer es enjuagar con agua fría, una vez que se haya terminado con la ducha normal.

• Cuando las células de la piel están bien hidratadas se retarda la aparición de las líneas de expresión, así que bebe por lo menos dos litros de agua al día y utiliza productos adecuados para que te ayuden a retener el agua en tu piel.

• Y por último y no el menos importante es que el agua es compatible para todo tipo de piel.
Así que incorpora a tu rutina de limpieza el agua fría como tratamiento antienvejecimiento combinado con productos dermatológicos adecuados para tu piel.

One thought on “BENEFICIOS DEL AGUA EN NUESTRA PIEL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.