Es una de las mejores técnicas para combatir la celulitis, el exceso de grasa en el cuerpo, flacidez y el envejecimiento corporal y facial. Es un procedimiento no quirúrgico, consiste en la aplicación de pequeñas inyecciones de dióxido de carbono CO2 que entran a las células para regenerar tejidos y recuperar la elasticidad de la piel. Con el tratamiento, en pocas semanas se estimula naturalmente el metabolismo aumentando la micro-circulación, eliminación de toxinas y la destrucción del tejido graso.

 

Pide una cita e inicia con el tratamiento que te mereces

Todos los campos del formulario son obligatorios. Al enviar tus datos aceptas nuestra política de tratamiento de datos.